Rosa y Amarillo: la actitud es todo

rosayamarillo_1

Es imposible resistirse al encanto y a la simpatía que desprenden sus ojos azul de mar.

La trayectoria de esta emprendedora tan ligada al Mercado del Ferrocarril se caracteriza por la  perfecta combinación de unos complementos armónicos con un trato personal cálido e impecable.

Si la moda es una forma de estar, las prendas que nos ofrece Teresa, son sin duda alguna el exponente del “easy wear” más actual. La versatilidad es su punto fuerte y la satisfacción que respiran sus fieles clientes su mejor carta de presentación.

El estilo de ROSA y AMARILLO  encaja perfectamente en las últimas tendencias boho aunque como lo definiría ella misma con su sempiterna sonrisa:

“La moda no es algo que solo existe en los vestidos. La moda esta en el cielo, en la calle, la moda tiene que ver con ideas, con la forma en que vivimos, con lo que ocurre…”

Y lo que ocurre en este vagón siempre nos hace felices.

Mambo na Mambo: el viaje a Ítaca

mambonamamboblog

Cuando emprendas tu viaje a Ítaca pide que el camino sea largo,
lleno de aventuras, lleno de experiencias.

Ana y Jorge -alias Mambo na Mambo-, emprendieron una iniciática aventura buscando la esencia de los objetos. Conscientes del enorme poder de los mismos, partieron con un equipaje de preguntas:

¿Cómo son las manos que los crean? ¿A qué sabe el aire que los respira? ¿Quién los piensa? ¿Qué forma tienen las manos que los crean?

Para hallar tantas respuestas no les quedó otra opción que partir, y vivir sobre ruedas…

El viaje hacia Ítaca comenzó en Suecia, donde las velas de los barcos que han surcado todos los océanos, se transformaron amorosamente en bolsos con sabor a mar.

Cuando el corazón les lleva a Zambia, los bolsos saben a tierra teñida y tejida por manos sabias y antiguas. En Malí sucumben a la joyería tuareg de trenzados de cuero cargados de historia. Laponia les sorprende con vértebras de pescado transformadas en sugestivos collares. La creatividad danesa les seduce con su técnica para transformar petates y sacas con restos de cuero reciclado en bolsos únicos tan auténticos como las piezas que componen su joyería excepcional.

Aunque sin ninguna duda, el objeto insignia de esta exploración es el reloj de bambú hecho en Sudáfrica, de factura absolutamente artesanal.

Y así, Mambo na Mambo, ése par de locos de los objetos, van transportando baúles de chamarileros con clase, cargados, por ejemplo, con curiosas lámparas de connotaciones dadaístas, en las que desde la horma de un zapato hasta el sillín de una bicicleta con la pátina del uso, sirven para complementar una bombilla…

Y no podemos olvidar otro de sus objetos-fetiche: las gafas de fibra de algodón, que causaron furor en el Mercado del Ferrocarril desde la primera edición.

Como se puede imaginar, su vagón es de los más esperados: la calidad y variedad de sus propuestas, sumada a una cuidada puesta en escena, donde cada objeto destaca su espíritu y su origen, suponen un auténtico escaparate de culturas del mundo.

Mambo na Mambo, Jorge y Ana, forman parte del elenco del convoy de los pioneros, los que junto con Bea y algunos más comenzaron el maravilloso viaje de la locomotora, y aunque su vocación les lleve a los lugares más recónditos de la geografía, …ellos se sienten “ferrocarrileros a muerte”.

Esperamos y deseamos que el viaje de Mambo na Mambo continúe y nos siga sorprendiendo en cada nueva edición con esos pequeños tesoros llenos de oficio y de historia.

Que muchas sean las mañanas de verano en que llegues
-¡con qué placer y alegría!- a puertos nunca vistos antes.

Solomones Brothers. El sonido de la locomotora

lossolomonesblog

“Sin música la vida sería un error”
– F. Nietzsche-

Aunque la niebla del tiempo intente hacer desaparecer algunos entrañables momentos, le será imposible borrar de nuestra memoria el sonido del último concierto que Los Solomones dieron en el Mercado del Ferrocarril… Ellos se encargaron de poner la guinda musical al primer aniversario de la locomotora, y transformaron la edición del pasado octubre en un hito inolvidable para la historia del Mercado.

Luis Sky y Edu Jazz, caldean la atmósfera con sus ritmos, y las temperaturas suben varios grados cuando entonan el ya mítico ´Everybody needs somebody to love’. Soul del bueno, alma y pasión, componen la infalible receta de estos dos grandes músicos de la vecina León,

Everybody needs somebody
Everybody needs somebody to love

Cuando estas mágicas frases suenan en la potente voz de Luis, arropadas con la sensualidad del saxo de Edu, el conjuro contra el tedio surte efecto, y todo el andén, sin poder evitarlo, vibra al completo con el ritmo de Los Solomones.

Ellos se subieron desde el inicio al viaje de la locomotora…, y ésta se rinde a sus notas cada vez que regresan a inundar la antigua estación.

Sweetheart to miss (sweetheart to miss)
Sugar to kiss (sugar to kiss)
I need you you you
I need you you you
I need you you you in the morning
I need you you you when my soul’s on fire 


M3 – Friends for life

m3blog

El puesto de M3 es atmósfera. Pura buena atmósfera.

Desde el nacimiento mismo del Mercado, el vagón de Marta, María y Mónica ocupó un puesto irremplazable dentro de la gran troupe del ferrocarril. Su lugar esta sellado por algo tan poderoso como la amistad, esa que mueve las montañas, atraviesa los desiertos y surca océanos, porque así es la relación de Marta con Bea, indestructible.

Cuando aún el mercado era una idea flotando en el aire, Marta ya había puesto en movimiento su pequeño vagón con un diseño muy personal, que ella misma se ocupó de construir y decorar, con toneladas de cariño -todo el que le inspira su antigua compañera de pupitre-, y con palés delicadamente tuneados.

Así, el vagón tomó forma y se hizo escenario de los tesoros recuperados por María entre herencias y búsquedas por el sueño de un desván del viejo barrio Húmedo leonés, que custodiaba todo tipo de antigüedades familiares, a las que se sumaron las labores artesanas de su madre, que se dejó “liar” para completar las mercancías. Y finalmente, envolviéndolo todo, flota la música que pincha Mónica (DjMonClub), una gran experta en cine y sonido, redondeando la sensación de bienestar y buen ambiente que el puesto expande a todo el Mercado.

El entusiasmo de las M3, el cordón umblical que une a Marta con el Mercado desde la gestación del mismo, la alegría contagiosa de sus integrantes…, hacen que su puesto sea imprescindible para la creación de esa mágica sensación de encuentro que se produce en nuestros andenes entre los mercaderes, el lugar y el público.

Por eso podemos decir, sin duda, que M3 –María, Mon y Marta–, son la buena atmósfera del ferrocarril.